Tifoidea

La fiebre tifoidea es una enfermedad entérica invasiva originada por Salmonella entérica, serovariante typhi, que se transmite por vía fecal oral. Sólo se afectan humanos. Esta enfermedad en países de Asía, África y Latinoamérica continua siendo un problema de salud pública, con una incidencia mundial de 21 millones de casos al año y un desenlace fatal en 2-4% de los casos. La OMS publica en el siguiente informe las recomendaciones de vacunación frente a fiebre tifoidea: World Health Organization. Typhoid vaccines: WHO position paper. Wkly.Epidemiol.Rec. 83 (6):49-59, 2008.

Dos nuevas vacunas frente a fiebre tifoidea han reemplazada la anterior que se fabricaba con células enteras inactivadas. Se trata de la vacuna oral de células atenuadas Ty21 (Vivotif®) y la vacuna intramuscular del antígeno polisacárido de virulencia Vi (Typherix®). Ambas están indicadas en niños por encima de 2 años. La vacuna intramuscular utilizada en dosis única confiere una protección del 70% durante al menos 3 años. La vacuna oral esta disponible en suspensión para niños mayores de 2 años y en cápsulas, se recomiendan 1 dosis tomada a días alternos; esta vacuna confiere una protección de 53-78%. Por el momento tan solo se acepta una dosis booster de la vacuna oral a los 3-7 años de la inmunización primaria, dosis posteriores de recuerdo están sujetas por el momento a futuras investigaciones. No esta comprobada la eficacia de estas vacunas en una población por debajo de los 2 años de edad.

La vacuna intramuscular frente a Vi como el resto de las vacunas de polisacáridos no genera linfocitos T de memoria, se produce por tanto una respuesta de IgG que además no se incrementa con dosis booster de vacuna. Esta vacuna es estable a 37ºC durante 6 meses y durante 2 años a 22ºC. Tras la inmunización con una sola dosis se confiere protección a los 7 días. Si espreciso se puede considerar revacunar a los 3 años. Esta vacuna se puede administrar conjuntamente con otras vacunas recomendadas en viajeros a ciertas zonas endémicas de fiebre tifoidea como hepatitis A.

En vista de estos hechos y de la creciente resistencia de S. typhi a los tratamientos antibióticos habituales, la OMS recomienda la vacunación sistemática en los países con fiebre tifoidea endémica, en los restantes países se vacunará sólo a las poblaciones de riesgo. La vacunación del viajero se puede considerar cuando este va a permanecer mas de un mes en áreas con alta endemia de fiebre reumática o si existe conocimiento de cepas resistentes a antibióticos en la zona.

Dr. José Uberos Fernández

Hospital Clínico San Cecilio, Granada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies