¿Quién era Balmis?

El Dr. Francisco Xavier de Balmis y Berenguer nació en Alicante en el año 1.753, falleciendo en 1.819. Se trata de un personaje universal del que la humanidad debe enorgullecerse por su vida dedicada a la medicina y por ser pionero en el estudio de las aplicaciones de la vacuna, en particular de la viruela, considerada una de las enfermedades que más muertes ha causado a los hombres.

La Real ExpediciónFilantrópica dela Vacunale convierte en el héroe de una gesta que es reconocida como un hito en la historia de la medicina, y por los pueblos hispanoamericanos como la acción mas importante realizada por España en la colonización de los pueblos descubiertos por Colón, difundiendo la vacuna frente a la viruela no sólo en América sino también en Filipinas, Goa, China y Santa Elena.

En el siglo XVIII la viruela era considerada una enfermedad con un importante componente social, ya que cursaba con elevadas cifras de morbi-mortalidad, tenía una importante repercusión laboral y al mismo tiempo creaba una extraordinaria alarma social. Como consecuencia de los estragos que la viruela producía en los territorios de ultramar dela Coronade España, el rey Carlos IV, que había perdido un hijo como consecuencia de la viruela, emitió un edicto en el que anunciaba la formación de una expedición con la misión de vacunar gratuitamente a la población, enseñar a preparar la vacuna en los dominios de ultramar y organizar juntas municipales para llevar a cabo un registro y mantener suero para vacunaciones futuras. Esta expedición fue dirigida por el Dr. Francisco Xavier Balmis, siendo vicedirector el Dr. José Salvany y partió del puerto deLa Coruñael 30 de noviembre de 1803 en la corbeta María Pita. Este viaje constituye una de las empresas de salud pública más extraordinarias de toda la historia de la humanidad. La expedición llevaba a bordo 22 niños de la casa de Expósitos deLa Coruñay la vacuna se mantenía por inoculaciones de brazo a brazo entre los niños. Asimismo Balmis llevaba miles de ejemplares de un tratado en el cuál se recogía cómo se debía vacunar y cómo había que conservar el suero. La expedición llegó a Puerto Rico, pasando después a Venezuela, desde donde se divide en dos grupos, uno dirigido por Salvany, que extiende la vacunación por Sudamérica, y otro dirigido por Balmis, que se dirige a Cuba, extendiendo la vacuna por Méjico y posteriormente Filipinas, Macao y Cantón, regresando a Madrid en junio de 1806 tras sufrir múltiples penalidades y muchas incomprensiones.

El Dr. Balmis era un hombre muy bien formado intelectualmente, de talante optimista y de espíritu en extremo activo. Afrontaba el peligro con valentía y su mira era siempre el bien de los demás. Por tanto su elección por el Rey Carlos IV como director de la expedición vacunal no fue a voleo ni consecuencia de la adulación o la influencia. Por el contrario, en su persona coincidían las mejores dotes de organización y mando, además de haber dedicado más de 50 años a la sanidad y haber estado en América en repetidas ocasiones. Se dice de él que era demasiado impulsivo cuando veía en las autoridades locales actitudes de indiferencia y relajo ante algo que para él era tan esencial como la propagación de la vacuna en los territorios hispanos de Ultramar, a los que consagró más de media vida.

En el año 2.003 se celebró en España el bicentenario de la expedición dirigida por Balmis, formándose una comisión nacional para difundir y celebrar este evento. La hazaña vivida por los componentes de esta expedición puede considerarse como la primera acción de cooperación sanitaria internacional llevada a cabo por nuestro país y fue el primer gran paso en la erradicación de la viruela en el mundo.

10 pensamientos en “¿Quién era Balmis?

  • 15 marzo, 2020 a las 14:53
    Permalink

    Hubiera sido Balmis un médico anglosajón y Carlos IV monarca de Gran Bretaña para que la ONU y la CEE y especialmente la OMS lo hubieran puesto hace décadas en un pedestal y se hubieran hecho varias películas sobre su obra.
    Al ser español como Salvany, ni caso, de puntillas en la historia hasta de su propia patria.
    Cuantas deudas tenemos con tantos!!!!

    Responder
  • 11 abril, 2020 a las 16:59
    Permalink

    En estas cosas, España siempre ha sido cateta ante el mundo, sobre todo porque ha hecho cosas importantes que ni su propia nación lo ha potenciado ni reconocido…Salvany fue otro meritorio personaje igual a Balmis …la España pueblerina y atrasada, obtusa e incapaz de superar lo importante de la vida.El mundo debe un reconocimiento a estos héroes de la medicina…

    Responder
  • 15 abril, 2020 a las 14:56
    Permalink

    Gracia al Dr. Francisco Balmis se salvaron miles de vidas. Muchos de los que hoy estamos aquí seguramente se lo debemos a él.

    Responder
  • 4 junio, 2020 a las 19:42
    Permalink

    Sin duda un héroe y médico ejemplar, valiente, original, pocos sabemos quien fue y poco tributo se le ha brindado: la Calle Dr. Balmis de la colonia Doctores en la CDMX, precisamente en donde se ubica otra gloria de la Medicina Universal: el H. Hospital General de México «Dr. Eduardo Liceaga», de la Secretaría de Salud.(HGMEL).

    Responder
  • 11 junio, 2020 a las 17:19
    Permalink

    La memoria histórica tan politizada en nuestros días, debería servir para ensalzar y difundir la vida y obra del dr. Balmis y otros muchos que con sus gestas hicieron y siguen haciendo un país España grande.

    Responder
  • 18 junio, 2020 a las 20:04
    Permalink

    Cuesta mucho entender que por parte de las Autoridades educativas desde Siglos atrás, más que olvidar parece que sistemáticamente han ocultado las grandes gestas realizadas por españoles a lo largo de cuatro o cinco Siglos. Incluso en las Universidades ( desconozco si en las Facultades de medicina si se hace) no se las ha dado a este y a otros héroes el valor que se por merecen por Ley.

    Responder
  • 24 agosto, 2020 a las 20:13
    Permalink

    La epidemia que ahora padecemos nos hace ver más de cerca la valentía de aquellos pioneros.
    Que poca autoestima tenemos los españoles. Siempre igual. Nunca aprenderemos a dar auténtico valor a lo nuestro,
    Me dispongo a realizar un trabajo ahora de estos verdaderos héroes casi desconocidos, con idea de ensalzar aquella maravillosa hazaña clínica.

    Responder
  • 1 enero, 2021 a las 21:23
    Permalink

    En el siglo XVI civilizaciones enteras fueron diezmadas por la viruela en América, pueblos enteros desaparecieron. En el siglo XIX los colonos y autoridades anglosajonas regalaban a los pueblos nativos cobertores y textiles impregnados del germen de la viruela, como un medio intencional de exterminio. Todo esto contrasta con las actitudes altruistas, abnegadas y muy inteligentes de personas como Salvany y Balmis. Hoy en día, en la Ciudad de México tenemos la calle del Dr. Balmis, para que los mexicanos no olvidemos su sapiencia y extraordinaria generosidad.

    Responder
  • 1 marzo, 2021 a las 2:47
    Permalink

    Así es, debemos recordar que la viruela fue clave para diezmar por millones a la población indígena y conquistar el nuevo continente que era parte del imperio español , el rey Carlos IV se sensibilizó al morir un hijo suyo por esta enfermedad pandemica. Sin duda un viaje épico hace 220 años, un reconocimiento también a los 22 niños del hospicio reclutados pienso que sin tomarles parecer para servir de vectores y trasladar la inmunidad de rebaño ( no había derechos humanos ) después de 180 años, se logró desaparecer esta pandemia. Nuestro agradecimiento estos héroes a los que debemos tanto. Hay una calle en honor al Dr Balmis en la colonia Doctores atrás del centro médico nacional en México

    (

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies