Hepatitis B

El virus de la hepatitis B (VHB) pertenece al grupo Hepadnaviridae, constituido por virus de genoma de ADN, hepatotropos, y con la característica de producir infecciones persistentes con altas concentraciones de partículas en sangre.

Se calcula que el 5% de la población mundial (300 millones de personas) está infectada – portadores de virus -, lo que mantiene su nivel endémico, fundamentalmente en el sureste asiático y en África, donde el 10% de la población es portadora crónica. Se producen unos 2 millones de muertes anuales causadas por el VHB. La hepatitis B es una enfermedad de declaración obligatoria (código CIE-9 MC 070.3), con mayor incidencia entre los 15-24 años, en población urbana y en personas de nivel socioeconómico y cultural bajo. Se producen unos 12.000 casos anuales, con un 5-10% de formas de evolución crónica y unos 250 casos de hepatocarcinoma.

La transmisión se produce desde individuos con infección aguda o crónica, sintomáticos o asintomáticos, que actúan como reservorios y fuentes de infección para las personas susceptibles. Hay un mayor riesgo de infección en convivientes de portadores crónicos con contactos sexuales y en personal de centros para deficientes mentales. La transmisión vertical o perinatal ocurre en el momento del parto o en la época perinatal, y es la vía habitual en zonas hiperendémicas dando lugar a un 90% de formas crónicas. El riesgo es el mismo en parto por cesárea, y no parece aumentar con la lactancia materna.

Tras la aplicación de la pauta vacunal habitual (0-1-6 meses) se detectan niveles protectores de anticuerpos (AntiHBs > 10 mUI/ml) en más del 90% de los adultos y del 95% de los niños y adolescentes. Un 2,5-5% de las personas adultas inmunocompetentes, menores de 40 años, no obesas y que han sido vacunadas correctamente, no desarrollan anticuerpos. En estos casos está indicado repetir la pauta de vacunación completa, no debiéndose intentar de nuevo si con esta segunda pauta tampoco se consigue una seroconversión (en estas personas y en caso de contacto biológico positivo para el virus de la hepatitis B, estará indicada una profilaxis pasiva post-exposición).

En España, según las Comunidades Autónomas se vacuna a los niños recién nacidos (a los 0, 2 y 6 meses ó 2, 4 y 6 meses de edad) y/o a los adolescentes (pauta 0, 1, 6 meses). En recién nacidos de más de 2.000 g de peso se administra la pauta habitual sin realizar anticuerpos postvacunales. En niños prematuros de madre HBsAg (-), la pauta se iniciará cuando alcancen los 2.000 g de peso. Los recién nacidos de madres HBsAg (+) se vacunarán antes de las 12 horas, cualquiera que sea su peso, administrándose además inmunoglobulina antihepatitis B (IGHB: 0,5 ml im en las primeras 8-12 horas de vida), en sitios diferentes, completando la vacunación al 1º y 6º mes.

Referencias

J.J. Picazo. Guía práctica de vacunaciones. Centro de  Estudios Ciencias de la Salud, Capítulo 5. Madrid:2002. pp

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies